Las barrancas toledo

Arriba, asentada en una colina, dejamos la ciudad imperial sembrada de mezquitas, iglesias y sinagogas.

De leyendas milenarias. Y de leyenda era el gigante que, tras hacer el sinuoso torno y siguiendo el Tajo, salió de Toledo en dirección a Castrejón, donde tuvo que invocar al cielo para que, con la ayuda de un descomunal tridente, se abrieran los grandes murallones que le cerraban el paso. Al monumento natural de las barrancas de Castrejón y Calaña llegamos desde Toledo por la carretera CM hasta el cruce con la CM Vayamos pisando el freno y miremos a la derecha; los indicadores dicen que hemos llegado al parking de las barrancas.

Guía turística de las Barrancas de Burujón

Desde , una senda ecológica facilita nuestra visita a esta maravilla del curso medio del Tajo. Todo un escenario natural para los que prefirieron espacios abiertos en vez del verde croma de los estudios. Islas, riveras, terrazas, barrancas, campos de cereal y cortados se presentan ante nosotros sobresaliendo de las aguas del embalse de Castrejón. Al fondo, mirando al sur, los montes de Toledo dan un equilibrio perfecto a una imagen de fantasía. A sus costados, los efectos de otra erosión, provocada por las lluvias sobre los materiales poco cohesionados, forman quebradas y suaves laderas que terminan en las aguas del Tajo embalsado.

Barrancas de Burujón, Toledo: guía para que planifiques tu visita

El sol pega fuerte por esta senda sin arbolado y de escasa vegetación. Nada nos cuesta cubrir la cabeza en días despejados o proteger nuestros ojos para poder contemplar, sin fruncir el ceño, la grandeza del paisaje. Tampoco nos preocupemos por tener poca movilidad, los vehículos pueden rodar por la senda y las sillas de ruedas hacerlo hasta los miradores.

Mirar al horizonte preserva la vista ante posibles desenfoques que nuestros ojos pueden sufrir con el paso de los años.

Las Barrancas de Burujón, un paisaje de anuncio en Toledo

Esperen que el sol vaya cayendo y presuman de fotos cuando las mostremos. La luz sí que importa.

Cada lado de esta plaza irregular, declarada bien de interés cultural como conjunto histórico, es diferente. Uno, para el palacio de los duques de Osuna, gran edificio de corte renacentista que comunica, mediante un corredor sustentado por los arcos de la Manzanilla y el de las Tendezuelas, con otro lado, el de la iglesia de nuestra señora de la Paz, la patrona de la Puebla.

Las barrancas "Toledo"

Los miradores con vallados de madera delimitan la distancia para hacer fotos sin morir de vértigo o de un resbalón. También hay mamíferos como jinetas o gatos monteses, pero observarlos en su estado salvaje es extremadamente difícil. En nuestro caso estuvimos recorriendo los miradores y tomando fotografías en torno a una hora y media. No existe un coste de acceso ni de aparcamiento.

Cabe esperar que no se lleven a cabo planes antinatura y que por una vez prevalezca la lógica, el buen gusto y el respeto al medio ambiente al que demasiado daño se le ha hecho ya. Lo vale, y mucho.

Ruta por el Oeste toledano

Palabra de viajero. Leo desde hace un tiempo tu blog, me encanta, escribes genial y pareces una persona muy sencilla y accesible.

Síguenos en …

Nunca había escrito un comentario hasta ahora, me parece increíble tener un paisaje como éste tan cerca de casa. Creo que es un must para los madrileños: Os animo a descubrir Castilla la Mancha, eso sí, en primavera o en otoño porque ahora estamos peor que en Dubai…. Merece la visita. Desconocía totalmente este paraje y la verdad que pinta genial, se da un aire a los típicos paisajes de Arizona como bien ponías en un tweet y con ese colorido tan reconocible del Gran Cañón como bien citas en la entrada.

Barrancas de Burujón

La iglesia antes de templaría fue visigótica del s VII. Animaros a visitarla en otoño, que es preciosa. Hola Sele, nosotros estuvimos en otoño. Impresionante el paisaje.